Música:

A los 12 años, pedí una guitarra y entre canciones de los Beatles, las rancheras de mi abuelito y unas rockeras de un tal “Betoperdido” comencé a escribir mis propias canciones para cantar lo que vivo, siento y opino.

Acompañé a la banda Foeme en 2005 y tuve mi propia banda “Náay” desde entonces y hasta 2016 cuando finalmente conocí al Señor y dejé las viejas canciones, junto con la vieja banda.

En 2017 tuve el privilegio de adorar al Señor en las alabanzas de la iglesia Maranatha Tlalpan y Tlaxopan.

Actualmente llevo mi guitarra al hombro y canto en donde Dios me da el tiempo para hacerlo.

Demos:

Pescador

Cuando conocí a Cristo  por medio de su palabra, aprendí que toda mi vida había estado edificando castillos de arena. Por eso todo se derrumbaba. En Cristo hallé la Vida eterna, el Amor eterno, y la Verdad inmutable.Entonces pasé de Conejo Malo a Conejo Pescador.

No dejes de Amar

Dios dijo a Abraham que se fuera de su Tierra y su parentela… a Jesús se le ordenó dejar su cielo y su gloria para venir a nosotros. A sufrir por nosotros, por amor a nosotros.

Un día llegará

En la locura del primer amor, cuando a todos les sorprendía mi conversión. Escribí esta canción a mis amigos incrédulos. Convencido (y aún lo estoy)  que así como fué conmigo, será con ellos. Y un día sin avisar, para salvación o juicio, conocerán a Aquel que es y que vendrá. 

Hoy estás Tú

El plan de Dios a veces no lo entiendo. Pero en la incertidumbre de las caídas y las luchas, o la seguridad de las subidas y victorias, está siempre ese pensamiento que da paz, la seguridad de que la vida de hoy es mejor que la de ayer, por la sola presencia de Jesús.

Sólo Tú

Nadie puede salvar a nadie, ni a uno mismo ni a los demás. Sólo Jesús. Nadie puede ser influencia para edificación de otro sin la guía del Espíritu de Dios.  Nadie conoce a nadie a tal manera de tener la cuenta de los cabellos ni de uno mismo. Sólo el Padre. Solo Dios.